Ir a…

The PPP Economy

People Planet Profit Economy - Spanish Ed

RSS Feed
Cotizacin Ibex 35

Friday, January 28, 2022

Abertis: una conexión directa con la ecoeficiencia y la movilidad responsable


La nueva Ley de Cambio Climático exige a las 150 ciudades españolas de más de 50.000 habitantes que tengan una Zona de Bajas Emisiones (ZBE) en el año 2023, lo que afectará a más de 24 millones de habitantes, el 52% de la población española, además de todos los que las visiten en vehículos privados. En Smart City Expo World Congress, la cita internacional sobre ciudades inteligentes que organizó la semana pasada Fira de Barcelona, Abertis Mobility Services (AMS) presentó soluciones tecnológicas y de gestión del tráfico urbano para la implantación de una ZBE en las ciudades y las agencias de transporte público españolas. Las soluciones ‘end to end’ son fruto de la colaboración de la filial de servicios de movilidad de la multinacional española Abertis con Yunex Traffic, una empresa de Siemens.

El sector del transporte es responsable de casi el 30% de los gases de efecto invernadero generados en la Unión Europea y va en aumento. Por ello, resulta de vital importancia trabajar para conformar un modelo de explotación más eficiente, responsable y sostenible. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), nueve de cada diez personas respiran aire altamente contaminado, lo que obliga a las ciudades a adoptar medidas para hacerlas más seguras y saludables mediante la utilización de innovadores sistemas entre los que destacan las ZBE, que son una palanca en el camino hacia una movilidad más sostenible. En los próximos años, el número de estas zonas en España, como en otros países de Europa, aumentará de forma exponencial, al ser una de las medidas incluidas dentro del ambicioso plan ‘España 2050: fundamentos y propuestas de una estrategia nacional a largo plazo’, alineado con las políticas de la Unión Europea para reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero.

Movilidad sin barreras

La filial de servicios de movilidad de Abertis, AMS, es experta en soluciones y operaciones que regulan el uso de las infraestructuras, con presencia en 10 países «donde también aporta experiencia en múltiples marcos regulatorios y soluciones», indica Christian Barrientos, su director general. Con más de 400 empleados, AMS tiene una amplia trayectoria en la gestión de canales de comunicación digital con la ciudadanía y en el manejo de consultas y son un referente mundial en el campo del procesamiento de imágenes con un producto propio que incluye inteligencia artificial para el procesamiento de evidencias, como reconocimiento óptico de caracteres, huella dactilar, reconocimiento de patrones y hábitos de uso. La colaboración con Yunex Traffic permite ofrecer datos predictivos para el tráfico y para la contaminación, ayudando a los responsables de las ciudades a implementar la estrategia de calidad del aire adecuada, como ya hacen en las ZBE de Londres, Birmingham o Manchester.

Con el objetivo de reforzar la seguridad, la compañía apuesta por tecnologías como la inteligencia artificial y el ‘big data’Sistemas de soporte a la movilidad sin barreras, de inteligencia artificial y predicción del tiempo para ofrecer mayor seguridad y eficiencia en carretera durante el invierno, el uso de ‘big data’ para ofrecer soluciones personalizadas al cliente y extender la tecnología ‘Free Flow’ (sin barreras), además de un sistema de monitorización constante de las autopistas para prevenir la degradación del pavimento y optimizar el mantenimiento mediante tecnología analítica predictiva, son cuatro de los proyectos en los que Abertis colabora con IBM en un «garaje de innovación» que aspira a mejorar la gestión de las infraestructuras viales mediante la tecnología.

Llega el coche eléctrico

Abertis impulsa también el programa ‘Road Tech’, en el que aborda el desafío de la movilidad del futuro a través de la aplicación de los avances tecnológicos en la infraestructura. El grupo trabaja en proyectos de autopistas inteligentes para preparar el camino a los vehículos eléctricos, conectados y autónomos, ya que sin infraestructura tecnológica es imposible su viabilidad. En colaboración con las administraciones de los países donde gestiona vías, la firma también está eliminando las barreras de peaje, introduciendo nuevos métodos de pago que reducen la congestión, el consumo de combustible y las emisiones de los vehículos, ya que los usuarios no tienen que detenerse en las barreras.

También Abertis apuesta para que todas las concesiones del grupo en cada país se doten de puntos de carga eléctrica para vehículos. Su implantación depende del contexto de cada región respecto a este tipo de movilidad. A modo de ejemplo, en Brasil la movilidad eléctrica todavía no es una realidad mientras que, por el contrario, otros países como Francia son hoy referentes de la movilidad eléctrica en Europa. La red de concesiones de Abertis en esta región desplegará a medio plazo más de 250 puntos de recarga eléctrica y el Gobierno francés prevé alcanzar hasta 100.000 puntos en todo el país. En Italia, por su parte, la concesionaria también trabaja para tener toda su red cubierta de puntos de recarga eléctrica en el año 2025.

Como uno de los mayores grupos mundiales en gestión de infraestructuras de transporte de carretera, Abertis implementa un plan de ecoeficiencia para reducir la huella de carbono y mitigar el cambio climático desde el mismo diseño y construcción de las autopistas hasta su explotación más eficiente mediante el uso de la tecnología. Las autopistas son las vías más repavimentadas en España porque el usuario es más exigente y soportan un mayor volumen de tráfico. El tratamiento de estas infraestructuras es, por lo tanto, mucho más minucioso para ofrecer una conducción confortable.

Fuentes de Abertis informan que la compañía se ha marcado el reto de utilizar el mínimo de materia prima y el máximo de materia reciclable en el inicio del ciclo de mantenimiento de sus infraestructuras, de manera que todo el residuo generado sea reciclado adecuadamente con el objetivo de reducir, así, la huella de carbono generada. La empresa desarrolla varias pruebas piloto en algunos de los países en los que opera.

En el mismo plano de economía circular, el principal objetivo de Abertis es la recuperación de los residuos de construcción, ya que se trata de la categoría que más se genera. Durante el ejercicio 2020 se han recuperado 492.477,3 toneladas, lo que supone un 52,8% del total de toneladas generadas por el grupo. Otra iniciativa de combate del cambio climático se enmarca en la participación en la iniciativa Carbon Disclosure Project. Las principales acciones implantadas para que las infraestructuras sean más resilientes incluyen la renovación de la flota de vehículos por otros menos contaminantes, la implantación de medidas de eficiencia energética, la instalación de mecanismos de generación de electricidad limpia y la sustitución de luminarias.

Biodiversidad y fauna

En el ámbito de la biodiversidad y capital natural, conviene recordar que 1.667 kilómetros de autopistas gestionadas por Abertis en Brasil, Francia, España, Chile e Italia transcurren por espacios naturales de especial protección para la biodiversidad. Para la firma, estos territorios juegan especial relevancia en la conservación y protección de la biodiversidad y el capital natural para la consecución de objetivos relacionados con la descarbonización de las actividades. Para lograrlo, despliegan pasos de fauna y cercados para evitar atropellos de animales, además de instalar barreras acústicas sonorreductoras, realizar plantíos compensatorios, reforestar las áreas aledañas a las infraestructuras viales, el despliegue de campañas de sensibilización ambiental con las comunidades locales y los planes de emergencia, conservación y limpieza.

Con el objetivo de ofrecer vías 100% seguras, la compañía asegura esforzarse por garantizar que los conductores disfruten de un viaje cómodo y seguro. Así, Abertis ha sido la primera operadora privada de autopistas en cooperar a nivel global con la organización benéfica iRAP (Programa Internacional de Evaluación de Carreteras) para impulsar su programa de «autopistas que perdonan» a través de la aplicación de los más altos estándares en materia de seguridad vial. iRAP es una institución sin ánimo de lucro dedicada a salvar vidas en la carretera, que desarrolla una metodología científica y herramientas predictivas reconocidas por instituciones como la ONU o el Banco Mundial. Además, las empresas del Grupo Abertis, y su Fundación, llevan a cabo campañas de educación y sensibilización en los 15 países de Europa, América y Asia en los que está presente.

Alianzas globales con Unicef y Unesco

J. C. V.

Abertis desarrolla dos alianzas globales con la ONU para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. ‘Rights of Way’ se centra en el campo de la seguridad vial, a través de un acuerdo con Unicef para luchar contra los accidentes de tráfico en niños y ya está desplegada en Jamaica, Brasil y Filipinas con la colaboración del Institut Guttmann, cuyos equipos médicos viajan para formar a los profesionales locales ‘in situ’ en el tratamiento de lesiones causadas por accidentes de tráfico. La otra alianza es con Unesco y ha permitido la creación del primer Centro Unesco para las Reservas de la Biosfera Mediterránea, ubicado en el castillo de Castellet (Barcelona), la sede de la Fundación Abertis. Se trata de un ejemplo pionero en el campo de la colaboración público-privada. El centro ejerce de ‘hub’ de conocimiento científico en torno a la preservación de las reservas de la biosfera de las dos orillas del Mediterráneo.

Mortalidad infantil

Cada día, más de 3.000 niños mueren o sufren lesiones en las carreteras del mundo, según la Child Health Initiative. La Fundación Abertis es miembro del Grupo de Colaboración de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial. Se trata de la primera empresa del sector que forma parte de este comité. Georgina Flamme, directora de la fundación, afirma que «esta iniciativa es una prueba del éxito de la alianza que mantienen Abertis y Unicef para combatir los accidentes de tráfico en los niños de todo el mundo, y una muestra del claro compromiso del grupo, junto con sus accionistas y empleados, con el esfuerzo para combatir esta lacra». La alianza, dotada de 3 millones de dólares, se centra en paliar la falta de infraestructuras seguras y realizar campañas de mejora del comportamiento de los conductores y de los peatones (incluidos los niños), además de fomentar el cumplimiento y el refuerzo de la legislación en relación con la seguridad vial infantil.

Proyectos en marcha

El Consejo de Ministros renovó el 22 de junio su compromiso con la Unesco con el objetivo de seguir trabajando en favor del Centro Internacional sobre Reservas de la Biosfera Mediterráneas de la Fundación Abertis en el Castillo de Castellet i la Gornal. El centro también desarrolla actividades del programa Hombre y Biosfera (MaB), la Red española de Reservas de la Biosfera, la Red IberoMab y la Red Mundial de Reservas de la Biosfera.

La Red de Reservas de la Biosfera Mediterráneas agrupa setenta sitios en quince países a ambas riberas del Mare Nostrum y fomenta la cooperación e intercambios entre ellas. Durante la pandemia, los asesores científicos de la Unesco, encabezados por la doctora Roser Maneja, trabajaron en fortalecer la red «para oficializarla como red temática». El 29 de octubre se inauguró en Castellet el nuevo curso del Máster de Estudios Interdisciplinares en Sostenibilidad Ambiental, Económica y Social del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambiental (ICTA) y la UAB. La doctora Roser Maneja, directora científica del centro Unesco-MED y directora adjunta de investigación del Centro de Ciencia y Tecnología Forestal de Cataluña, (CTFC), hizo una breve presentación de esta última institución que desde principios de año es la entidad responsable de la coordinación técnica y científica del centro Unescomed, gracias a un acuerdo con la Fundación Abertis.

Declaración

Fundación Abertis, de la mano de Unesco y el Ministerio de Transición Ecológica –a través del Organismo Autónomo de Parques Nacionales– promovió antes de la pandemia la Declaración de Castellet para la Protección de la Biodiversidad, un manifiesto para alertar de las graves consecuencias que el ritmo actual de pérdida de biodiversidad puede tener sobre el planeta La doctora Maneja subraya que «ese manifiesto continúa siendo igual o más vigente que en 2019, porque ya advertíamos que la pérdida de biodiversidad es crítica. Desde Castellet seguiremos apostando por las reservas de la biosfera como laboratorios vivos para la educación, la investigación aplicada y la transferencia de los valores de la biodiversidad y de los paisajes mediterráneos, los cuales deben ser cada vez más resistentes y resilientes al cambio climático».

Source: Noticias

Etiquetas:

About admin

GrupoUnetcom