Ir a…

The PPP Economy

People Planet Profit Economy - Spanish Ed

RSS Feed
Cotizacin Ibex 35

Wednesday, December 1, 2021

Los españoles volverán a ahorrar durante el primer trimestre


La cuesta de enero, ¿pierde pendiente? Los hogares españoles volverán a recuperar capacidad de ahorro durante el primer trimestre del año. Según se desprende de estimaciones realizadas por Kelisto.es, las familias ahorrarán un 0,11% de su renta disponible entre enero y marzo. Se trata del primer valor positivo desde 2013. Y los expertos lo achacan a la paulatina recuperación de la economía española.

La campaña de Navidad, las posteriores rebajas, la subida de los precios de algunos productos y servicios de uso habitual, los menores ingresos tras las pagas extra de diciembre… La tasa de ahorro siempre registra los valores más bajos durante los tres primeros meses del año (-2,3% en 2014, -1% en 2015, -0,4% en 2016). De media, se ha situado en el 1,4% de la renta disponible, frente al 9,2% de la tasa de ahorro global. Es más, durante la cuesta de enero, ha entrado en negativo en siete ocasiones desde que se dispone de registros históricos, lo que implica que las familias han gastado más de lo que ingresaban.

Motivos

La tasa de ahorro de los hogares e instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares (Isflsh) se situó en el 1,8% de su renta disponible en el tercer trimestre del pasado año, frente al 2,8% registrado en el mismo periodo de 2015, según datos publicados por el INE. Y algunos estudios reflejan que casi la mitad de los españoles no logra ahorrar más de 200 euros al mes. Sin embargo, el incremento de los ingresos de las familias como consecuencia de la mejora experimentada por el mercado laboral; el abaratamiento del crédito y el aumento de su concesión, que permite que los grandes gastos puedan aplazarse y que, por tanto, se amplíe el margen para que las familias empleen parte de sus ingresos al ahorro; y el todavía lento ritmo de recuperación de la economía, que determina las expectativas de los consumidores, a quienes anima a seguir ahorrando «por lo que pudiera pasar» son los principales motivos por los que las familias españolas volverán a ahorrar durante esta cuesta de enero, explican fuentes de Kelisto.es.

Los datos recogidos desde 2015 reflejan la clara influencia de la paulatina recuperación económica, que ha posibilitado un cambio de rumbo en las cifras de tasa de ahorro, cuya mejora va siendo progresiva, al compás de la de los indicadores que favorecen que los ingresos y el ahorro mejoren, como es el caso del empleo. No obstante, pese a que la mejora del mercado laboral y de la confianza del consumidor podrían hacer que el ahorro disminuyera, el hecho de que todavía no se genere un empleo estable o de alta calidad, y de que la recuperación aún vaya a un ritmo lento, «hace que las familias sigan siendo previsoras y continúen ahorrando», aseguran desde Kelisto.es.

Si bien es cierto que las familias españolas volverán a ahorrar durante la cuesta de enero, también lo es que los salarios seguirán perdiendo poder adquisitivo como consecuencia de la subida de la inflación, que cerró 2016 en el 1,6% y podría escalar hasta el 2% este año, nivel al que no llegará el incremento de los sueldos pactados en convenio. Las fuentes consultadas de Kelisto.es recuerdan que en 2017 subirá la luz (un 35%), el gas (un 3,5%), los servicios de telecomunicaciones (hasta 5 euros al mes), el tabaco y el alcohol, el IBI… En cambio, entre los principales gastos de las familias señalan que apenas se abaratará la cuota de las hipotecas.

Estructura

Las incertidumbres de los primeros años de la crisis financiera elevó en los españoles el ahorro por motivo de precaución hasta máximos históricos. Pero la persistente coyuntura económica negativa y el deterioro de las expectativas de crecimiento motivaron que el ahorro se destinara a cubrir necesidades básicas de consumo y a reducir el endeudamiento.

Hoy en día, seis años después del máximo histórico, «la tasa de ahorro de los españoles se encuentra por debajo de su media histórica». José Luis Manrique, director del Observatorio Inverco, explica que la estructura del ahorro de las familias españolas ha estado históricamente muy concentrada en el sector inmobiliario. Así, mientras que en Estados Unidos más del 70% de los activos de los hogares son financieros, en España casi las tres cuartas partes del ahorro de los hogares son inmuebles. Y como éstos han sufrido un deterioro importante de valor, con caídas significativas de precio, el ahorro de los españoles se ha visto seriamente afectado.

Manrique señala que la devaluación del precio de los inmuebles ha provocado que los activos financieros (depósitos, efectivo, fondos de inversión, fondos de pensiones, acciones y seguros) pasen a representar la tercera parte del total del ahorro, frente a apenas la quinta parte que suponían en 2007.

En el segundo trimestre del pasado año, y según los datos de Inverco, el 43,5% del ahorro financiero de las familias españolas se encontraba en depósitos y efectivo. El 12,5%, en instituciones de inversión colectiva, como los fondos de inversión; el 5,7%, en fondos de pensiones; el 18,9%, en renta variable, y el 11,4%, en seguros.

La conciencia del español medio respecto a la importancia de ahorrar ha ido en aumento. Sin embargo, Pau A. Monserrat, economista de iAhorro.com, destaca que existen dos típicas formas de ahorro españolas que no siempre son acertadas: la inversión excesiva en inmuebles y la dependencia del depósito bancario como forma de inversión esencial. Y es que las viviendas son activos de riesgo, cuyo valor fluctúa según diversas circunstancias, con una fiscalidad poco propicia y elevados gastos de mantenimiento. Además, «su liquidez puede ser escasa en momentos de crisis inmobiliarias». Desde iAhorro.com consideran que comprar una primera vivienda para tener un hogar pagado cuando llegue la jubilación es una buena decisión financiera, pero no apuestan por la inversión en segundas residencias, aunque «cada familia es un mundo», agregan. En cuanto a los depósitos, resaltan que en 2017 no se debería seguir invirtiendo en estos productos de forma sistemática, ya que los tipos de interés nominales están cercanos al 0% y la rentabilidad que ofrecen apenas supera el 0,1%.

Pese a que el sueldo es, claramente, el factor determinante en la capacidad de ahorro de los españoles –a mayor renta disponible, mayor capacidad de ahorro–, Monserrat asegura que la cultura financiera también influye de forma muy importante, y que es previsible que en los próximos años la mejora en la educación financiera incida positivamente en el ahorro en España. Asimismo, el economista de iAhorro.com afirma que la crisis económica ha conllevado un factor positivo: el aumento del ahorro familiar, vía reducción del pago de deudas (efecto desapalancamiento). Aun así, advierte de que este incremento se ve limitado por la devaluación salarial, que reduce la capacidad de destinar gran parte de la renta disponible a ahorro.

Recomendaciones

Desde Kelisto.es han elaborado una lista de consejos para afrontar la cuesta de enero. Entre ellos, destacan la revisión del presupuesto; la comparación de precios, ya que elegir los proveedores más económicos permite ahorrar, de media, más de 1.300 euros al año; la adopción de buenos hábitos cuando se vaya a comprar; ir a las rebajas con cabeza; tener en cuenta las medidas de eficiencia energética; usar transporte público en lugar del vehículo privado o conducir de forma eficiente; la venta de lo que ya no se necesite y el aplazamiento de los gastos.

Source: The PPP Economy

About admin

GrupoUnetcom