Ir a…

The PPP Economy

People Planet Profit Economy - Spanish Ed

RSS Feed
Cotizacin Ibex 35

Sunday, August 1, 2021

La huelga de la estiba genera pérdidas de 60 millones y desvía de 500.000 movimientos fuera de España


Suma y sigue. La factura que está dejando la huelga de los estibadores sigue subiendo a medida que pasan los días de paros. Las jornadas de movilizaciones celebradas esta semana y la pasada -tres días de huelga en días y horas alternas- han ocasionado pérdidas económicas que ascienden a unos 60 millones de euros. El Ministerio de Fomento estima que cada día sin actividad en los puertos cuesta unos 12 millones de euros, como ha recordado el titular del departamento, Íñigo de la Serna. Según el cálculo que hace Fomento, de este coste, unos 2,5 millones corresponden a la pérdida ocasionada en el transporte terrestre, tanto viario como ferroviario, y otros 5 millones, en las compañías estibadoras. El resto de las pérdidas se reparten entre los agentes que operan en los puertos, como son remolcadores, prácticos, licenciatarios de servicios comerciales y operadores logísticos, entre otros.

Al impacto económico, el Ministerio suma el “incremento de los costes logísticos” que supone a las empresas recurrir a cadenas logísticas alternativas para sortear el paro.

Fomento también destaca al coste reputacional que las movilizaciones tendrán para los puertos españoles por la “pérdida de fiabilidad en un sector en el que la predictibilidad en la circulación de los bienes es fundamental”.

Más allá del impacto económico inmediato para la industria que están teniendo los paros, a Fomento le empieza a preocupar mucho la pérdida de tráfico de los puertos. “Hay constancia de desvíos permanentes de tráfico hacia otros puertos” del extranjero provocados por la huelga, como es el caso de algunas navieras que han desviado más de 500.000 movimientos, advirtió De la Serna. Sería el caso, según el ministro, de la empresa Maersk, que habría tomado la decisión de desviar de forma permanente 150.000 movimientos de mercancías de puertos españoles, mientras que otros 350.000 movimientos con previsión de implantar en el puerto de Algeciras se marcharían al puerto marroquí de Tánger. “Que una empresa internacional que realiza 2.400.000 movimientos de mercancías al año en España haya decidido desviar 500.000 sólo puede suponer daño al empleo, por lo que la huelga ya se está cobrando sus resultados negativos”, apuntó De la Serna.

Aunque sus costes de producción se han visto incrementados, los principales sectores industriales del país mantienen, de momento, su actividad sin demasiados sobresaltos. Las patronales del automóvil (Anfac) y la industria química (Feique) aseguran que estos paros y los programados para la próxima semana se daban por descontados, por lo que los planes de contingencia que han puesto en marcha para abordarlos, como dar salida a la mercancía en los días de actividad en los puertos o hacer acopio de lo necesario para seguir funcionando, les han permitido sortearlos. Eso sí, advierten de que si la situación se dilata más allá de la próxima semana, empezarán a surgir problemas porque la mercancía podría empezar a acumularse en las fábricas por los cuellos de botella que se formarían en los puertos por la inactividad.

Que la huelga se prolongue o no depende de la asamblea extraordinaria que la patronal de las empresas de la estiba (Anesco) celebra este viernes. Las compañías deberán decidir si aceptan la propuesta de los sindicatos para cerrar el conflicto. Los representantes de los trabajadores exigen la subrogación del 100% de la plantilla actual y que las compañías se vinculen a los centros portuarios de empleo, que sustituyen a las sociedades de las que dependen en la actualidad los estibadores (sagep). A cambio, están dispuestos a rebajar un 10% los sueldos más altos, el 5% con carácter inmediato si las empresas se asocian a los centros portuarios.

Aunque la patronal ha realizado varios llamamientos a Fomento para que ayude a desbloquear la situación, De la Serna insistió en que el ministerio no puede hacer más. “El cien por cien de la responsabilidad para que se revierta la huelga de estibadores le corresponde a los sindicatos y a la patronal. El Gobierno ya ha hecho todo lo posible con instrumentos tan poderosos como el programa de ayudas incluido en el Real Decreto que acompaña a la reforma del sector, cuya tramitación se está iniciando para poder tenerlo lo antes posible”, afirmó.

Source: The PPP Economy

About admin

GrupoUnetcom