Ir a…

The PPP Economy

People Planet Profit Economy - Spanish Ed

RSS Feed
Cotizacin Ibex 35

Wednesday, October 20, 2021

La historia del salario mínimo interprofesional en España


El los últimos días la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) ha estado en boca de todos. La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, planteó el pasado jueves 16 de septiembre a los sindicatos un nuevo incremento de 15 euros mensuales y retroactivo (desde el mes de septiembre). De este modo, a las 21.00 horas, el Ministerio de Trabajo anunció que se había llegado a un acuerdo y que, por tanto, el SMI llegaría hasta los 965 euros mensuales en 14 pagas.

Esta será la primera subida que experimenta el salario mínimo que perciben los trabajadores en España desde que el Gobierno de coalición, formado por PSOE y Unidas Podemos, llevase a cabo un incremento del 5,5 %, alcanzando los 950 euros al mes en 14 pagas o 1.108 euros al mes en 12 pagas. Una medida que se produjo justo un año después de que se aprobara elevar el sueldo mínimo un 22,3 %, hasta alcanzar los 900 euros mensuales en 14 pagas.

Así, el Ejecutivo central pretende cumplir uno de los objetivos del acuerdo de coalición: el de situar el SMI en el 60 % del salario medio del país, como proponen tanto la Carta Social Europea como la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.

A pesar de que en los últimos años el salario mínimo ha tomado un gran protagonismo en la actualidad social y política, lo cierto es que su historia es mucho más amplia. En España se estableció un salario mínimo hace ya 57 años. Sus cuantías han experimentado grandes cambios, adaptándose a las condiciones económicas y sociales del país.

1963: se establece el primer salario mínimo

Tras la implantación por ley de los convenios colectivos en 1958, el primer salario mínimo interprofesional en España se fijó en enero de 1963, durante el régimen franquista, y era de 1.800 pesetas mensuales, lo que equivaldría a unos 10,8 euros.

En 1967 las autoridades decidieron comenzar a elevarlo anualmente para evitar la pérdida de valor. Así, ese año el SMI experimentó un incremento del 39,8 %, hasta llegar a las 2.500 pesetas, unos 15 euros mensuales, y en los años siguientes las subidas fueron más paulatinas. De este modo, el SMI en 1968 quedó establecido en 2.875 pesetas, unos 17,30 euros al mes; en 1969 la cuantía ascendió a las 3.060 pesetas (18,40 euros) y en 1970 esta llegó a las 3.600 pesetas, en torno a los 21,60 euros mensuales.

Esta mejora progresiva de los sueldos más bajos se explica por la implantación de la industria en el país y por las políticas desarrollistas que comenzaron a darse durante el régimen de Franco que tenían como objetivo reactivar la economía después del periodo de autarquía, que duró hasta 1959.

El SMI se triplica durante la transición

Durante los últimos años del franquismo, el salario mínimo interprofesional continuó subiendo y en 1975 llegó a quintuplicar el valor establecido en 1966, alcanzando las 8.400 pesetas mensuales (50,5 euros). Sin embargo, estas subidas fueron insuficientes y no logran frenar las protestas sociales organizadas por los sindicatos en la clandestinidad.

Finalmente, tras la muerte de Franco, comienza a producirse un proceso de apertura política y de normalización de relaciones entre patronal y sindicatos. UGT y CO.OO. toman peso, convocando la primera huelga general. De este modo, entre 1975 y 1981, el salario mínimo crece casi un 205 % y, durante el gobierno de Leopoldo Calvo-Sotelo (UCD), sucesor de Adolfo Suárez, el SMI quedó establecido en 25.625 pesetas (153,98 euros).

A partir de este momento el incremento del salario mínimo frena, aunque no por completo, y sigue experimentando subidas en los siguientes cinco años, que acompañan al incremento de los precios en el país.

Un crecimiento lento

Con la entrada en la Comunidad Económica Europea, el salario mínimo español sufre un estancamiento que dura aproximadamente hasta 1992. Entre 1993 y 1997, las crisis económicas congelan casi totalmente la evolución del SMI, que era cuatro veces menor que el salario medio nacional.

Desde 1998 y hasta 2004 se experimenta un incremento de apenas un 12,62%, llegando a los 460,5 euros. En febrero de 2002, España afronta la puesta en marcha de la eurozona y cambia de la peseta a la divisa europea, lo que supone una pérdida de poder adquisitivo que afecta también a la evolución del SMI.

Durante la legislatura de Rodríguez Zapatero, el salario mínimo pasa de los 513 euros al mes en 2005 hasta los 600 euros en 2008 y, en plena crisis económica, entre 2009 y 2016, el SMI apenas subió un 5 %. Este último año el salario mínimo alcanzó los 655,2 euros. Cabe reseñar que entre 2012 y 2014 no sufrió variación alguna.

En 2017, durante la legislatura de Mariano Rajoy, se produce la mayor subida del SMI en mucho tiempo, de un 8 %, hasta los

707,7 euros al mes

, y un 4 % adicional al año siguiente, llegando a los 735,9 euros. Esto es así gracias al acuerdo entre el Gobierno del PP y los secretarios generales de CO.OO. y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, y los presidentes de CEOE, Joan Rosell, y Cepyme, Antonio Garamendi, mediante el cual se comprometían a incrementar el SMI hasta los 850 euros en 2020 siempre y cuando el PIB subiese un 2,5 %.

El acuerdo acabaría en saco roto tras la moción de censura que llevaría al socialista Pedro Sánchez a la presidencia.

Con todo, desde el 2016 el SMI ha experimentado una subida acumulada de casi un 50 %, experimentando un incremento espectacular en 2019, donde se pasó de los 735,9 a los 900 euros mensuales.

Source: Noticias

Etiquetas:

About admin

GrupoUnetcom