Ir a…

The PPP Economy

People Planet Profit Economy - Spanish Ed

RSS Feed
Cotización Ibex 35

Wednesday, September 22, 2021

La gasolina sigue su escalada y marca su mayor precio en agosto desde 2013


Los precios de los carburantes continúan su escalada y marcan hoy, en plena operación salida del 15 de agosto, su máximo en este mes desde 2013 con el litro disparado a 1,420 euros, según los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea. El aumento también incide en el gasóleo, que tras crecer su valor un 0,1% en la última semana, marca su precio más caro desde 2014 al llegar a 1,270 euros.

Así las cosas, el precio de la gasolina es ya un 22,5% mayor al de la segunda semana de agosto del año pasado cuando el litro de la gasolina de 95 octanos se pagaba a 1,16 euros. Por su parte, el gasóleo escala casi un 20% respecto a la misma fecha del año anterior, según la misma publicación.

Son precios que en el caso de la gasolina no se registraban desde hace ocho años, cuando en agosto de 2013 llenar el depósito de un turismo con capacidad para 55 litros rondaba los 80 euros (1,45 el litro). Hoy, llenar el mismo vehículo costaría 78 euros, 14 euros más que en agosto del año pasado (1,16/l).

En el caso del diésel, la historia es similar: no marcaba un precio parecido en el octavo mes del año desde 2014, cuando el litro se situó en 1,32 euros. El año pasado apenas se colocaba en 1,06 euros por litro durante estas fechas.

Pese a este incremento, el precio de la gasolina sin plomo de 95 sigue por debajo de la media de la Unión Europea, situada en 1,549 euros el litro, y de la zona euro, con un precio medio de 1,601 euros. En el caso del diésel ocurre lo mismo, ya que el precio en la UE es de 1,372 y de 1,395 en la eurozona. Esto sucede porque el impuesto a los carburantes en España es menor respecto a los países vecinos.

La espectacularidad de estos precios respecto al año pasado responde a varios causantes. Por un lado, el bajo valor del barril de Brent, que en la misma semana de agosto de 2020 rondaba los 45 euros, un 57% menos de los 71 dólares que marcaba ayer. Un factor que explica los bajos precios del año pasado y, en parte, el aparatoso aumento acontecido este año.

En concreto, esta subida se produce por el fastuoso crecimiento de la demanda del petróleo a nivel mundial, que se viene produciendo desde el anuncio de las vacunas a finales del año pasado y de la reactivación del consumo de los últimos meses. Esto ha incrementado las cotizaciones internacionales de la gasolina y del gasóleo. De hecho, los precios de la gasolina son un 20% más caros hoy respecto al comienzo de 2021, mientras que los del gasóleo crecen un 16%.

Pero, ¿justifica este hecho el alto precio de los carburantes? Lo cierto es que hoy el precio del litro de gasolina en España es solo tres céntimos más barato que en 2013, pero entonces el Brent cotizaba a 114 dólares, un 60% más caro que hoy. Por lo que conviene recordar que el incremento del petróleo solo repercute directamente en el 45% del precio final de la gasolina y en el 51% del gasóleo. Así, los impuestos representan el 55% del precio de venta al público de la gasolina y el 49% en el caso del gasóleo. Paradójicamente, esta carga fiscal castiga a los consumidores cuando el petróleo baja, ya que los impuestos frenan el descenso de los precios de los carburantes.

Transportistas

Como consecuencia de la coyuntura, el consumidor no solo verá mermado su poder adquisitivo cuando acuda a la estación de servicio a llenar el depósito de su automóvil, ya que la subida de los carburantes también repercutirá en otros productos de consumo. De hecho, los transportistas ya empiezan a trasladar estos aumentos a sus clientes. «Las empresas de transportes intentan ya reflejar los incrementos de los costes en el precio final a sus clientes», señala a este periódico el director general de la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic), Ramon Valdivia.

El director de la patronal del transporte detalla que los altos precios de los carburantes son un golpe directo contra la rentabilidad. «Según suben nos merma el poco margen de beneficio que nos queda», apostilla. Hay que recordar que más de la mitad de las empresas del sector están compuestas por un solo vehículo (autónomos) y que los costes de la gasolina y el gasóleo representan un tercio de sus gastos operativos.

Source: Noticias

Etiquetas:

About admin

GrupoUnetcom