Ir a…

The PPP Economy

People Planet Profit Economy - Spanish Ed

RSS Feed
Cotizacin Ibex 35

Wednesday, December 1, 2021

"Hemos democratizado la inversión inmobiliaria"


Son los fundadores de Housers, que ellos mismos definen como «una plataforma de «crowfunding» inmobiliario, la primera de España, que permite a cualquier persona, a partir de 50 euros, invertir en este mercado sin necesidad de contar con cuantiosos capitales ni elevados conocimientos». Álvaro Luna y Antonio Brusarola dirigen con rigor, ciencia y entusiasmo un negocio disruptivo con el que –están persuadidos de ello– están revolucionando un sector que ya vuelve a tirar de la economía.

– ¿Agallas o inconsciencia embarcarse en el sector inmobiliario después de la que ha caído?

– Antonio Brusarola (AB). Ninguna de las dos. Es cuestión de construir un patrimonio paulatinamente.

– AL. Probablemente apostar continuamente, sin parar, por este mercado sea insensato. Ahora bien, si se analiza el precio del metro cuadrado, la zona donde se compra o la rentabilidad… no te estés comportado de una forma irresponsable. La mayoría de las inconsciencias se producen en zonas que no son «prime» y que no estaban, en absoluto, consolidadas.

– ¿Cómo surgió la idea de montar esta empresa? ¿Tuvieron alguna fuente o modelo de inspiración?

– AB. Álvaro y yo habíamos hechos muchas cosas juntos y un día, hace tres años, me comentó: «Podríamos constituir un fondo inmobiliario porque el ciclo está cambiando y se van a presentar buenas oportunidades». A mí se me ocurrió desarrollarlo tecnológicamente y hacer partícipes a nuestros amigos, familiares y conocidos. Implantamos un sistema de fácil acceso y muchas personas –al final muy poca gente nuestra– empezaron a confiar en nosotros. A día de hoy, hemos invertido ya 20 millones de euros.

– AL. No existía un modelo igual. Había soportes de «crowfunding» norteamericanos dedicados a suministrar préstamos a promotores. Después empezaron a aparecer iniciativas parecidas a las nuestras en Reino Unido, donde ya hay cuatro.

– ¿Cómo es el inversor medio de Housers?

– AL. Son profesionales por cuenta ajena con salarios que les permiten ahorrar, pero que carecen de posibilidades de adquirir inmuebles, les da pavor endeudarse y buscan con ahínco dónde meter su dinero dada la nula rentabilidad de los depósitos y la volatilidad de otros productos financieros. La mayoría tiene en torno a 40 años. Housers es la gran alternativa, ya que se pueden conseguir unas rentabilidades buenísimas, se tiene como garantía un bien raíz, y se permite interactuar y saber en todo momento dónde está su dinero.

– ¿Qué razones existen para que el inversor se fíe de Housers?

– AB. La transparencia y la información en tiempo real. El inversor puede conocer hasta el estado de la cuenta bancaria de la sociedad por la que ha optado.

– ¿Cuál es el grado de riesgo que corre el inversor?

– No deja de ser una inversión, pero al tratarse de proyectos estancos disminuye mucho. El riesgo de pérdida total es nulo. Sólo pedimos pequeñas hipotecas cuando ayudan a mejorar la rentabilidad, por lo que el apalancamiento es pequeño.

– ¿Cuál es el secreto para asegurar que los proyectos en los que se embarcan generan grandes rentabilidades?

– AL. El principal es la ubicación del inmueble. Ahora estamos invirtiendo en Madrid, Barcelona y Valencia, y hemos empezado a hacerlo en Málaga, en Marbella. Zona que nos da mucha confianza porque estamos comprando a precios muy buenos y los estamos poniendo al día y, por tanto, dándoles un gran valor añadido. Hasta ahora hemos comprado unidades y ya hemos adquirido inmuebles, incluso acabamos de cerrar la primera promoción de obra nueva, en la zona de Bravo Murillo, –cinco viviendas y tres dúplex–, para el que hemos captado 1,41 millones de euros.

– ¿Qué impacto está produciendo Housers en el mercado inmobiliario?

– AB. Empezamos a tener una cierta relevancia, ya que muchas de las principales constructoras e inmobiliarias han contactado con nosotros para estudiar la posibilidad de realizar operaciones conjuntas.

– ¿Por qué no operan en más ciudades?

– AL. Por seguridad para el inversor y porque para hacerlo bien hay que conocer exhaustivamente cada mercado. Mientras las rentabilidades que nos están dando Madrid, Valencia y Barcelona sean tan buenas, preferimos jugar en estas plazas.

– ¿Tienen previsto introducirse en otras?

– AB. Estamos analizando Baleares, Sevilla… Hemos igualado o mejorado las expectativas de casi todos los proyectos puestos en marcha. El mercado inmobiliario no está funcionando simétricamente en España. También actuamos de acuerdo con las preferencias de nuestros usuarios que identificamos a través de encuestas periódicas.

– ¿Confían en que se registre una explosión del mercado del alquiler próximamente?

– Ya se ha producido en determinadas tipologías, en zonas determinadas y a precios razonables.

– ¿Están pensando ya en la internacionalización de Housers?

– AL. Más bien la soñamos.

¿El sector inmobiliario español se ha recuperado totalmente?

– No. Sigue habiendo zonas que no. Las principales, sí. En líneas generales se puede decir que el sector inmobiliario vuelve a tirar de la economía española. Madrid se ha quedado sin suelo. El año pasado se batió el récord en inversión inmobiliaria, incluso superando la de 2007.

EL PERFIL

Álvaro Luna tiene una amplia e intensa trayectoria en el sector inmobiliario. Tras estudiar Derecho en la Universidad Complutense de Madrid y licenciarse, posteriormente, en ADE, ha trabajado en varias promociones y numerosos proyectos de rehabilitación, y ha colaborado durante años con las principales consultoras y socimis nacionales en captación de producto y de inversores.

Antonio Brusola es ingeniero y máster por la prestigiosa AHF de París. Es el tecnólogo del tándem. Ha sido consultor de Oliver Wyman, ha participado en el lanzamiento de operadores móviles en diferentes países, y ha trabajado en Telenor y KPN. Fue uno de los fundadores de UppTalk.

Un negocio revolucionario

Housers es una empresa innovadora en el sector inmobiliario. Es resultado de la fusión de las ideas, los conocimientos y las experiencias de dos emprendedores. Se trata de la primera comunidad de «crowdfunding» inmobiliario en nuestro país que permite desde 50 euros invertir en bienes inmuebles en las mejores zonas de las grandes ciudades con el fin de obtener ingresos procedentes del alquiler y más tarde de su venta para sacar provecho de la revalorización. La empresa fundada por Álvaro Luna y Antonio Brusola hace tres años ya ha invertido más de 20 millones de euros y acaba de cerrar una ronda de financiación para la primera promoción de obra nueva.

Source: The PPP Economy

About admin

GrupoUnetcom