Ir a…

The PPP Economy

People Planet Profit Economy - Spanish Ed

RSS Feed
Cotizacin Ibex 35

Wednesday, January 19, 2022

España quiere ser socio preferente de China


Llevamos décadas escuchándolo: «China es el futuro». No nos lo creíamos. Tan diferentes, tan lejanos… pero el futuro ha llegado y China ya está aquí, y más nos vale que lo esté. Ese es el planteamiento del «Spain China Project», que impulsa la consultora de comunicación y relaciones entre España y China Henkuai.

Henkuai significa muy rápido en chino y hace referencia la velocidad a la que cambia el mundo y la necesidad de adaptarnos. Y muy rápido, según Carlos Sentís, el director general de la consultora, China se convertirá en la referencia del mundo «aunque ya lo es en muchas materias, por eso es imprescindible que España esté bien situada en ese mercado». «Spain China Project» pretende posicionar la imagen de España en el país asiático para atraer más turismo, comercio e inversión. Una iniciativa en la que participan empresas e instituciones españolas y chinas, y cuyo objetivo y favorecer el incremento de valor de los productos y el acceso de las empresas españolas a ese mercado. «Llevamos muchos años en los que cada uno hace la guerra por su lado y eso ha impedido que España tenga el lugar que le corresponde», explica Sentís. Este proyecto, que Henkuai presentó hace unas semanas, pretende unificar los criterios, crear sinergias entre los mercados y sus actores y servir de estrategia a largo plazo para la integración de España en el gigante asiático.

El proyecto arrancará con el nuevo año y el plan de acción de promoción y desarrollo de negocio incluye asesoramiento sobre el mercado chino, análisis del mercado, creación de materiales promocionales, cinco delegaciones de alto nivel entre España y China y más de 25 encuentros profesionales, además de eventos de promoción de nuestro país en Pekín y Shanghái, «workshops» y más trabajos que fomenten las relaciones directas entre las empresas de ambos países.

La viabilidad del proyecto y del éxito de España en China –y viceversa– se sustenta sobre dos premisas: Hay que dar a conocer nuestro potencial allí, pero también nuestras empresas tienen que ser conscientes de la importancia del mercado chino. «China es el mercado con el mayor potencial mundo, y el mayor emisor de turismo e inversor extranjero. Es líder económico, y, cada vez más, político», argumenta el director general de Henkuai. A su juicio, en España, no somos conscientes del potencial de China, o al menos no lo suficiente. «Consideramos a China como un mercado más, y hay que tenerlo en cuenta como “el mercado”, de manera que el que no esté, estará en fuera de juego en la nueva situación política y geostratégica del futuro».

Desequilibrio

La balanza comercial entre España y China está muy desequilibrada. Según datos del Instituto de comercio exterior, en 2016 España importó productos de China por valor de casi 24.000 millones de euros, mientras que las exportaciones apenas superaron los 5.000 millones. El proyecto busca equilibrar esa balanza y se centra en aquellos sectores en los que España es un referente internacional y tienen mayor potencial en China: turismo, alimentación, cultura, deporte, moda, inversión y técnica. «Ellos buscan productos agroalimentarios que estén avalados por su calidad y por el alto nivel gastronómico y de prestigio», precisa Sentís. Esto tendría un espacio enorme en China, debido a los problemas de seguridad alimentaria que allí tienen. De hecho, según el dirigente de la consultora «en China es mayor la demanda de productos europeos, que la oferta». También hay un gran nicho de mercado en la moda y el lujo, donde Italia y Francia tienen creada una imagen muy fuerte, algo que debería tener también España, porque los chinos tienen mucho interés en esto y son grandes consumidores. «Los chinos son los turistas que más gastan, el doble que los segundos, y, además, casi 600.000 visitan España cada año y eso que España aún no es destino de turismo prioritario». De esta forma, Sentís abre la puerta a otro factor en el que aún se puede mejorar.

Por ello es imprescindible la creación de una marca fuerte, como la que allí tienen Italia, Alemania o Francia. Para lograr mejorar la imagen de España en China, Henkuai propone el lema «la felicidad está en España». «Ellos sufren mucho por la competitividad que tienen, la polución de las ciudades… además, poseen profundos desequilibrios en la riqueza tanto regionales como de clase. Por ello asociar a España a la felicidad es la mayor aspiración».

Además de esto, Sentís quiere que a cada mercado español se le asocie una cualidad positiva en China: «Deporte apasionante, gastronomía rica, cultura profunda, moda internacional, inversión rentable… Si siempre decimos lo mismo de España, vamos a conseguir que la imagen de España cambie, se desarrolle y vamos a conseguir un posicionamiento muy favorable».

Experiencia previa

Para ello se ha de iniciar una campaña en los canales de difusión chinos y este también es un punto en el que Henkuai puede ser decisivo. Los seis años de experiencia en el país y su conocimiento en las redes sociales locales, como WeChat y las relaciones establecidas con los medios de comunicación, pretenden que sean aprovechados por los inversores españoles y ganar una ventaja competitiva en un mercado que, «a priori», les puede parecer muy ajeno.

Sentís asegura que hay un aspecto en el que no podemos combatir con la supremacía de China y es en el desarrollo tecnológico. Además, la tecnología puntera china está bastante implantada en España: QXiaomi ha entrado hace unos días en nuestro país con tres tiendas y es el cuarto proveedor de telefonía móvil. Huawei es el segundo en España. Además, los chinos también están preparando su propia estrategia de desarrollo y promoción bajo el título «Made in China 2025», que pretende empujar el estándar de calidad de China y tenerlo como un referente innovador sobre todo en las áreas de tecnología y energía.

Implicación de las empresas en el proyecto

En «Spain China Project», las empresas pueden participar de varias maneras, con patrocinio, beneficiándose así de las actividades a la vez que se potencia la marca España y se genera negocio, o con recursos, como por ejemplo algunas instituciones públicas que ponen sus instalaciones al servicio de los eventos que se organizan. Algunas de las empresas que ya participan son Iberia, aerolínea oficial de «Spain China Project»; UnionPay International, la mayor empresa de tarjetas de crédito de China; Teatro Real, Grupo Osborne y los jamones Cinco Jotas. También es muy importante el apoyo de dos empresas de turismo regionales, como Turismo de Galicia que, según Carlos Sentís, cuenta con un gran potencial en el mercado chino que demanda cada vez más turismo de naturaleza o Turismo de Valencia, que lleva varios años desarrollando acciones promocionales.

Source: The PPP Economy

About admin

GrupoUnetcom