Ir a…

The PPP Economy

People Planet Profit Economy - Spanish Ed

RSS Feed
Cotizacin Ibex 35

Tuesday, December 7, 2021

España deberá duplicar la ratio de cobertura de las pensiones


La pensión media de jubilación cerró el pasado mes de julio en 1.043,48 euros para un total de 5,984 millones de prestaciones de esta clase. Sin embargo, el pasado mes de junio se registraron 25.771 nuevas altas de pensiones contributivas por jubilación en el total del sistema con un importe medio de 1.431 euros al mes. Esto supone que los nuevos jubilados que entran a cobrar del sistema se llevan, de media, 387,52 euros más que el resto. El hecho de que las nuevas pensiones sean más caras –incluidas las de incapacidad permanente (casi 40 euros más elevadas)– supone un desgaste adicional para un sistema renqueante y al que se le agotan los fondos de reserva.

Sin nuevos cotizantes, cuantos más mejor, es imposible que el sistema resista la presión demográfica, con la actual esperanza de vida media de los españoles en 83 años. La longevidad alcanzada, una de las más elevadas del planeta y un éxito de nuestro sistema social y sanitario, se ha convertido en un verdadero quebradero de cabeza para el mantenimiento del futuro sistema de pensiones y más habida cuenta que, según las proyecciones, los españoles ganan un año de vida extra cada lustro.

El pasado mes de julio se cerró con 17,88 millones de afiliados a la Seguridad Social para un total de 9,417 millones de pensiones a abonar cada mes (incluidas no sólo las de jubilación sino las viudedad, orfandad, etc.). Con estas cifras, hay a mes de julio 2,29 trabajadores cotizando para sostener cada pensión.

El despegue de la economía española ha logrado hacer repuntar la tasa de aumento de nuevos afiliados cotizantes a la Seguridad Social. En concreto, hasta el 3,06% en julio frente al 2,92% del mes prededente en términos anuales, lo que supone la creación de 529.804 nuevas cotizaciones en los últimos doce meses.

Las 84.721 nuevas afiliaciones de julio suponen el mayor incremento desde el año 2007, antes de los devastadores efectos en el mercado laboral provocados por la crisis, pero todavía están a años luz de los más de 120.000 cotizantes que se registraban de media en los años de bonanza. Si se eliminan los factores estacionales, el número de nuevos cotizantes bajaría hasta 41.463 nuevos empleados, algo menos de la mitad.

De las 84.721 nuevas afiliaciones netas de julio 51.412 corresponden al sector de la hostelería y 48.192 a las actividades sanitarias y servicios sociales, para reforzar las plantillas durante la temporada estival. Sin embargo, a la temporalidad de estos empleos hay que vincular que en la mayoría de estas nuevas altas el salario se acerca al sueldo medio más frecuente en España, que ronda los 1.100 euros brutos mensuales. Habida cuenta de que la cotización por contingencias comunes en el caso de estas altas, sin contar las horas extra, es del 28,30% en total (el 23,60% para la empresa y el 4,70% para el trabajador), cada uno de los trabajadores con el sueldo medio más frecuente aporta unos 311 euros mensuales a las arcas de la Seguridad Social para hacer frente al pago de las nuevas pensiones, con lo que la actual ratio de 2,29 trabajadores por pensionista resultaría insuficiente.

Con estas perspectivas, sólo quedan tres opciones: una fuerte subida salarial, una subida considerable de las cotizaciones para hacer caja o incrementar el ritmo de contrataciones. Las dos primeras medidas parecen totalmente descartadas en las actuales circunstancias, así que sólo queda acelerar la creación de empleo.

De ahí la obsesión del Gobierno en funciones por mantener los actuales ritmos de creación de empleo hasta alcanzar los 20 millones de ocupados cotizando a la Seguridad Social.

Sin embargo, incluso en esas circunstancias sería complejo mantener la cuantía de las pensiones ya que, con el actual salario medio más frecuente y el coste de las nuevas pensiones, serán necesarios 4,6 nuevos cotizantes para cubrir las nuevas pensiones. En otras palabras, España deberá duplicar la ratio de cobertura actual.

Además, esto permitiría regresar a la Seguridad Social al superávit necesario para volver a engordar las menguantes arcas del Fondo de Reserva (FRSS). La llamada hucha de las pensiones arrancó el año con un total de 32.481 millones de euros, lo que representaba un 3% del PIB. Su valor de mercado fue algo superior, hasta superar los 35.000 millones (3,24% del PIB).

Desde 2010, último año en el que las Entidades Gestoras y Servicios Comunes de la Seguridad Social asignaron capital al Fondo de Reserva (1.740 millones) con cargo a los excedentes presupuestarios, la hucha de las pensiones no ha vuelto a engordar. Su mayor cuantía se alcanzó en 2011 (66.815 millones) y desde entonces ha perdido más de la mitad del botín hasta quedarse en 24.207 millones. Desde que la Seguridad Social comenzó a utilizar el Fondo de Reserva a finales de 2012, ya ha sacado 55.151 millones.

Source: The PPP Economy

About admin

GrupoUnetcom