Ir a…

The PPP Economy

People Planet Profit Economy - Spanish Ed

RSS Feed
Cotizacin Ibex 35

Monday, June 14, 2021

Congelado el gasto en Sanidad y Educación


Las promesas electorales que hizo en campaña el PSOE en materia de servicios sociales pueden caer pronto en saco roto. Lejos de crecer, el gasto en Sanidad y Educación, dos de los grandes pilares del llamado Estado del Bienestar, permanecerá congelado. Y no sólo este año. En principio, también lo hará en 2020 y 2021. De acuerdo con la actualización del Programa de Estabilidad para el periodo 2019-2022 que el Gobierno en funciones envió a Bruselas el pasado martes, el gasto en Educación será de un 4% del PIB éste y los próximos dos años. Se trata del mismo porcentaje que consignaba el Ejecutivo de Mariano Rajoy antes de la moción de censura, y un punto por debajo del que prometió el PSOE antes de las pasadas elecciones, cuando esgrimía que debería ser de un 5% del PIB para aumentar las becas, reforzar este servicio y acercarlo «a la media de los países de nuestro entorno».

En Sanidad sucede algo parecido. En principio, el gasto previsto por el Ejecutivo en funciones hasta 2021 equivale a un 6% del PIB. También se trata del mismo porcentaje registrado en la etapa de Rajoy. Entonces, la oposición acusaba al Gobierno de empobrecer el Sistema Nacional de Salud con el objetivo de privatizarlo luego. La actualización del Programa de Estabilidad incluye, no obstante, una salvedad en este capítulo que no figuraba en otros planes anteriores. En concreto, el Gobierno socialista puntualiza que «estas cifras recogen la evolución tendencial del gasto que, previsiblemente, se incrementará como consecuencia de la reforma del sistema de financiación territorial». ¿Cuánto lo hará? El texto no dice nada al respecto.

La congelación del gasto en Sanidad a expensas de una posible mejora que está en el aire podría tener un mayor impacto sobre el sistema sanitario que en épocas pasadas, toda vez que el envejecimiento poblacional es mayor y, por tanto, la presión asistencial y la saturación de los servicios sanitarios públicos. También influye la llegada de nuevos tratamientos mucho más eficaces que los anteriores pero, a la vez, mucho más caros. Un ejemplo de ello son las llamadas terapias CAR-T contra algunos tipos de cáncer que hasta ahora contaban con mal pronóstico.

Source: The PPP Economy

About admin

GrupoUnetcom