Ir a…

The PPP Economy

People Planet Profit Economy - Spanish Ed

RSS Feed
Cotizacin Ibex 35

Wednesday, September 22, 2021

Uber y Cabify suben un 117% en tres años


Los habrán visto por las calles porque últimamente están por todas partes. No son muchos, 5.865 en toda España, pero deslumbran con su negro metalizado recién salido de fábrica. Cualquiera diría que sus chóferes se pasan la noche puliendo con cera la chapa. Los últimos en llegar conducen Hyundai i40, algunos Mercedes de gama media y ya se dejan ver varios Tesla eléctricos, todos con su distintivo VTC. La inmensa mayoría trabaja para dos plataformas: Cabify y Uber.

El precio de los trayectos es cerrado, no hay margen para que corra el taximetro y eso, especialmente en las horas punta de las grandes ciudades supone un ahorro en el viaje de hasta el 20%. En la mayoría de ocasiones se trata de céntimos de diferencia, pero los recién llegados ofrecen agua embotellada, la posibilidad de elegir la música que se escuchará en el trayecto y hasta programar con antelación la temperatura del automóvil que ofrece el servicio. Novedad o no, el caso es que los VTC (vehículos con conductor) han brotado como setas desde que se inició la recuperación económica y las calles volvieron a llenarse de clientes rumbo al teatro o al restaurante de moda.

2.000 taxis menos

En concreto, desde 2014 las licencias de VTC han crecido nada menos que un 117%, al pasar de las 2.703 a las 5.865 actuales. Por contra, el número de taxis ha caído en el mismo periodo un 3,27%, de las 66.951 licencias a las 64.763 de 2017. Así, por las 2.188 licencias que ha perdido el taxi, las de VTC han aumentado en 3.162. El fenómeno es especialmente relevante en las grandes ciudades. En Barcelona se ha pasado a 14,5 taxis por cada VTC, en Madrid la ratio es de 6,8 taxis por VTC y en Málaga, 4,6 vehículos blancos contra negros. En algunas provincias, el equilibrio es más parejo, como en Santander, donde hay sólo 3,6 taxis por VTC.En total, con las cifras que maneja el Ministerio de Fomento, el 91,70% de los automóviles que dan servicio público son taxis y el 8,30% son VTC.

Estas son las cifras, pero en provincias con 15.039 licencias de taxi (Madrid, la inmensa mayoría en la capital) y Barcelona (con 10.665 taxis, la mayoría también en la capital) hay momentos del día donde las calles parecen una batalla entre vehículos negros y blancos (furgonetas, al margen). ¿Hay mercado para todos?

El gremio del taxi cree que no y por eso ha convocado una huelga nacional, con paros que van desde las 24 horas en Barcelona a las 12 horas de Madrid, donde taxistas de toda España se manifestarán hoy a partir de las 12:00 horas con un recorrido que comenzará en la Glorieta de Atocha y que tiene previsto finalizar en la plaza de Neptuno en torno a las 13:30 horas. El caos circulatorio en Madrid y el resto de grandes urbes está asegurado y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en alerta para impedir que se produzcan altercados violentos entre ambas partes.

El colapso en la capital puede ser mayúsculo ya que a los taxis capitalinos se sumarán 565 llegados desde Barcelona. «Seremos unos 3.000 taxistas desde Barcelona y se prevé que lleguemos a ser más de 20.000 en Madrid», advirtió ayer el portavoz de Élite Taxi Barcelona, Alberto Álvarez.

El gremio del taxi denuncia a los VTC por competencia desleal y el incumplimiento de la actual regulación, ya que en Madrid trabajan cuatro veces más vehículos de este tipo de los que permite la ley y recuerda que, según la legislación, debería haber un VTC por cada 30 taxis. Sin embargo, existe una licencia de este tipo por cada siete taxis.

Pese a todo, el Ministerio de Fomento anunció ayer que mantendrá el actual régimen jurídico de las autorizaciones de alquiler de vehículo con conductor (VTC) como respuesta a la demanda planteada por el sector del taxi.

En 2013 se modificó la Ley de Ordenación del Transporte Terrestre (LOTT) y se incorporó la posibilidad de establecer una proporcionalidad entre las autorizaciones VTC y las licencias de taxi cuando estas últimas estuvieran copadas por los correspondientes ayuntamientos.

Posteriormente, se aprobó en 2015 la normativa actual que regula la actividad de las autorizaciones VTC y que reincorpora el criterio de una autorización de VTC por cada 30 licencias de taxi. En un comunicado, Fomento aseguró que «va a seguir impulsando que se produzca un equilibrio ordenado entre la actividad de ambos sectores».

Por su parte, los servicios de inspección de Fomento se coordinarán con los de las comunidades autónomas para reforzar el control y verificar que las empresas que cuenten con autorizaciones VTC realicen su actividad «cumpliendo con las diferencias que tienen establecidas con respecto al sector de taxi», es decir, que exista una contratación previa de sus servicios y que no se propicie cualquier actividad que pueda suponer la captación de clientes.

Las plataformas que utilizan VTC en España son Cabify y Uber. La primera es una compañía española con presencia en doce países (diez de Iberoamérica, España y Portugal) y la segunda es una firma estadounidense con presencia en 59 países. Cabify espera un aumento de su flota en España del 200% durante este año hasta alcanzar los 2.000.

Source: The PPP Economy

About admin

GrupoUnetcom