Ir a…

The PPP Economy

People Planet Profit Economy - Spanish Ed

RSS Feed
Cotizacin Ibex 35

Sunday, August 20, 2017

Turismo, principal motor de la contratación


El sector turístico está creando puestos de trabajo «con intensidad y cada vez de mayor calidad», aseguró recientemente la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, quien también recordó que durante el último año el empleo en este sector se ha incrementado un 6,2%, que dos de cada tres puestos de trabajo recuperados en la industria han sido indefinidos–199.927 empleos indefinidos frente a 107.585 temporales– y que el turismo ocupa hoy en España a 2.300.000 personas. O lo que es lo mismo, el 14% de los afiliados a la Seguridad Social.

El turismo se posiciona, una vez más, como el principal motor de contratación durante el periodo estival. Máxime, en cuanto a la incorporación de profesionales en el comercio, transporte, hostelería y ocio y entrenamiento se refiere. Y es que el aluvión de visitantes, tanto nacionales como extranjeros, lleva consigo una generación de contratos que permitan adecuar la ofenda a la demanda. Es más, desde Adecco estiman un crecimiento interanual del empleo en este sector del 20%.

Carlos Díez de la Lastra, CEO de Les Roches Marbella, sostiene que existen muchos indicadores que demuestran no sólo el aumento del volumen de contrataciones sino que la sofisticación e incremento de estándares de calidad están requiriendo nuevos perfiles y más cualificados. «España posee el sector turístico más competitivo del mundo y nuestro modelo productivo, que está en plena reconversión, no puede evolucionar si no le damos la importancia que merece al hecho de entrar con fuerza en el mercado competitivo de la captación del nuevo talento. Ahora vemos como importantes empresas españolas se acercan a buscar y luchar por atraer al mejor profesional antes de que emigre», añade.

Las grandes cadenas hoteleras españolas, por ejemplo, estiman en sus planes de contratación la creación de 10.000 nuevos empleos para la temporada de verano. No obstante, tal y como recuerda Germán Porras, secretario general de la Mesa del Turismo, el empleo turístico es muy variado, ya que comprende una escala muy amplia de competencias y responsabilidades: camareros, recepcionistas, camareras de piso, reservas, gestores económicos, personal de comercialización y marketing, gestores de redes sociales, cocineros y chefs de cocina, directivos, «sommelliers», jefes de sala…

Particularidades

Aun así, existen algunas peculiaridades en común, como el marcado carácter estacional, entendido tanto en términos de temporada como incluso en períodos semanales. Si bien es cierto que muchos empleos en este sector son muy intensivos en mano de obra y no exigen apenas cualificación, también lo es que otros requieren conocimientos especializados y una gran experiencia en gestión y dirección.

Si tuviera que destacar dos competencias o particularidades de los perfiles que demanda esta industria, Díez resaltaría la vocación por las relaciones y las personas, y la flexibilidad o capacidad de adaptación. Asimismo, asevera que el turismo emplea a los mismos perfiles profesionales que cualquier otro sector en el área de gestión empresarial. Y agrega que aunque suela asociarse con demasiada asiduidad el turismo únicamente con los tres o cuatro puestos con mayor visibilidad, hay un alto porcentaje de profesionales que no son tan visibles, pero que resultan absolutamente necesarios para el servicio final que recibe el cliente.

En este sentido, Porras remarca que el turismo es una parte del sector servicios, y que los servicios se caracterizan por su inmediata y continua relación con el consumidor. Así, el trabajador turístico interacciona directamente con el turista y el nivel de satisfacción de éste depende en gran medida de ese contacto. Por ello, el aspirante a un empleo turístico ha de ser consciente de que el turismo es un servicio y de que la forma en que éste se realice es decisiva para la satisfacción y fidelidad del cliente.

A los requisitos tradicionales que debe reunir el candidato de disponibilidad para viajar, dominio de idiomas o capacidad de liderazgo y talento, Díez añadiría versatilidad y humildad, porque «la industria de hoy requiere profesionales capaces de desempeñar varias tareas y competencias distintas en función de las necesidades y de la demanda».

Fuentes del sector consultadas aseguran que, desde las revueltas de la Primavera Árabe, España ha recibido más de 12 millones de turistas prestados. Sobre todo de Turquía, Túnez y Egipto. Pero en cuanto la situación socio-política en los países afectados mejore, habrá que competir para retener a parte de esos visitantes. Y el sol, las playas y el precio no nos diferenciarán. Los tres elementos que nos permitirán seguir liderando el mercado, según Díez, serán la seguridad, las infraestructuras y riqueza de opciones de valor en el entorno y la calidad del servicio. «El nivel de cualificación de los candidatos definirá si seremos o no competitivos a futuro como país», apostilla.

Además, el CEO de Les Roches Marbella apunta que los destinos en España que han apostado de forma estratégica por una renovación hacia el incremento de calidad y categoría de sus hoteles han visto aumentar el gasto medio por día, tanto en el mismo hotel como en el consumo general en la zona. En cualquier caso, puntualiza que cobrar tarifas más altas exige necesariamente dar un servicio más exclusivo y profesional. Y eso, en una industria como la turística, «de personas para personas, sólo se consigue con la mejora de la cualificación profesional».

Mejorar la formación para incrementar la rentabilidad

Porras revela que la formación del personal que trabaja en el sector es uno de los grandes retos del turismo español, y que la formación profesional para los niveles intermedios resulta una condición indispensable para consolidar el crecimiento de la industria. «Pensemos que este año hay que atender a 7,5 millones de turistas adicionales respecto al año pasado», agrega. A su vez, opina que la oferta creada por los centros que cursan turismo ha de adaptarse a las exigencias de la demanda empresarial, por lo que es deseable una mayor colaboración entre el mundo empresarial y los centros de formación.

José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur, afirma que todos los datos que se conocen anticipan una muy buena temporada de verano en cuanto a llegada de turistas se refiere. Máxime, en las zonas de sol y playa y en las grandes ciudades. Sin embargo, el desafío del turismo español es incrementar la rentabilidad, reduciendo la disparidad existente entre el aumento del número de visitantes y los ingresos por turismo. Y es que los precios no suben, por lo que la mayor afluencia coincide con un estrechamiento de los márgenes de ganancias.

Source: The PPP Economy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

About admin