Ir a…

The PPP Economy

People Planet Profit Economy - Spanish Ed

RSS Feed
Cotizacin Ibex 35

Wednesday, November 22, 2017

Los robots invaden el mercado laboral


«Yo, robot», la película protagonizada por Will Smith y ambientada en el Chicago de 2035, muestra una completa armonía entre las personas y los robots inteligentes, que ya en el «thriller» se habían convertido en la principal fuerza laboral de la especie humana. Pero la era de los robots ha llegado antes de lo previsto. No se trata de la sinopsis de una película, ni de una historia de ciencia ficción. Hasta 2020 la robotización desplazará más de siete millones de empleos en las 17 economías más importantes del mundo, según un informe presentado en Davos. No será una sustitución perniciosa, pero los trabajos rutinarios y monótonos posiblemente desaparecerán.

El desarrollo exponencial de la tecnología –especialmente en lo que se refiere a la automatización–, la explosión de la robótica y la irrupción de la inteligencia artificial nos llevarán hacia un mundo donde muchos de los trabajos que desempeñan actualmente las personas serán suplantados por las máquinas, lo que sin duda conllevará la desaparición de millones de empleos. Y mientras que la visión pesimista ofrece un panorama desolador, con más desigualdades, más pobreza y más miseria; la optimista recuerda que en todas las grandes revoluciones de la historia de la humanidad, los empleos que se perdían se veían más que compensados por las nuevas industrias que emergían. Juan Martínez Barea, autor del libro «El mundo que viene», piensa que la realidad podría estar en un punto intermedio. Y si, a medio plazo, podemos vivir una crisis de adecuación a un nuevo modelo de sociedad, a largo plazo se muestra optimista sobre este nuevo mundo, que «será mucho mejor que el que tenemos actualmente».

Ya en 1995, el economista estadounidense Jeremy Rifkin vaticinaba la inevitable reducción de la jornada laboral como un mecanismo de reparto del trabajo, ante el constante aumento de la productividad en el mundo occidental. En una fábrica que trabajaban 400 personas hace tan sólo 20 años, hoy únicamente emplea a ocho trabajadores y 200 robots computerizados. Pero en pocos años no requerirá ni un solo empleado, únicamente la visita ocasional del técnico que repare y mantenga los robots. Aun así, «el ser humano seguirá trabajando. Cobrarán más valor la invención y la creatividad en un mundo nuevo donde se potencie al máximo la colaboración entre productores y consumidores. Sin embargo, este escenario no es inmediato. Se producirá en torno a unos 100 años vista», asegura José Miguel Cortina, socio director de Vector Management consulting.

La tecnología se encuentra inmersa en un periodo de desarrollo y crecimiento exponencial que cambiará la sociedad de manera drástica en apenas una generación o dos. La inteligencia artificial, la robótica y la biotecnología avanzan a pasos agigantados y muy pocos imaginan el orden de magnitud de los cambios que se avecinan. Pilar Manchón, experta internacional en Inteligencia Artificial y actualmente ejecutiva de Intel, señala que aunque todavía estemos en una fase donde la inteligencia humana supera a la artificial, en algunas tareas específicas, como analizar grandes cantidades de datos rápidamente, la artificial es claramente superior. «Los algoritmos que emulan ciertas habilidades humanas, como la comprensión visual, el reconocimiento de voz o el procesamiento del lenguaje natural, continúan progresando». Y para ciertas aplicaciones estas nuevas capacidades permitirán automatizar labores tediosas o peligrosas. Pero Manchón revela que también siguen produciéndose avances en el campo de la verdadera inteligencia artificial, mediante la que «las máquinas podrían ser capaces de percibir, aprender, razonar, actuar y adaptarse al mundo real. No obstante, la ‘‘toma de conciencia’’ de una súper inteligencia que ponga en peligro la vida humana, tal y como muestran algunas famosas obras de ciencia ficción, todavía queda muy lejana», apostilla.

La velocidad con la que estos cambios tendrán lugar no está del todo clara. Y es que pese a que el desarrollo de estas tecnologías es bastante rápido, numerosos factores afectarán al ritmo de adopción de la inteligencia artificial, como la aceptación social, la economía, o diversas consideraciones culturales y políticas. Manchón opina que el problema fundamental no reside en los avances tecnológicos en sí, sino en que nosotros, como sociedad, nos adaptemos a los importantes cambios que nos aguardan. Y considera que actualmente no se está ayudando correctamente a los trabajadores a adecuarse al cambio, ni preparando suficientemente a las generaciones futuras para el panorama laboral y tecnológico que se avecina. «Debemos pensar varios pasos por delante a la hora de formar a la juventud y encontrar formas eficientes de redistribuir la población activa para poder minimizar las alteraciones sociales y maximizar los resultados».

La revolución tecnológica está cambiando el mundo del trabajo y creando nuevas disciplinas, pero son muchos los expertos que resaltan que la tecnología no nos puede sustituir. Mariana Spata, responsable nacional de Grandes Cuentas de Hays España, opina que las noticias más dramáticas que ponen en duda la continuidad de muchos puestos de trabajo subestiman el valor humano de las personas, ya que detrás de cada producto y servicio hay un potencial cliente, y mientras esto exista habrá personas diseñando, innovando, protegiendo y liderando estrategias para incrementar la competitividad de las empresas. El valor humano es lo más importante, único, para diferenciarse de la competencia. «Las herramientas que utilicemos, o las mejoras tecnológicas que podamos implementar, nos ayudarán a ser mejores o peores, a tener éxito o fracasar, pero no van a tomar decisiones por nosotros ni van a liderar el mundo del trabajo». Spata apostilla que la tecnología puede cambiar la rentabilidad y la economía de los negocios, pero no es una amenaza para el hombre, sino herramientas que revolucionarán el mundo laboral.

Source: The PPP Economy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

About admin