Ir a…

The PPP Economy

People Planet Profit Economy - Spanish Ed

RSS Feed
Cotización Ibex 35

Thursday, April 15, 2021

Los inversores extranjeros tienen ya el 44% de la bolsa


La confianza en la economía española ha ido creciendo a medida que la tendencia de los principales parámetros cambiaba de signo. Hoy, nadie duda de que el PIB ha tomado velocidad de crucero (crece a tasas interanuales del 3,4%, según los datos del tercer trimestre), el paro se ha reducido en 362.818 personas en los últimos doce meses y hay 527.334 ocupados más. Si en 2012 el capital extranjero temblaba ante la posibilidad de un rescate económico por parte de la Unión Europea, ahora, cuando se pone punto final a la Legislatura, las empresas, los fondos de inversión y los fondos de pensiones extranjeros apuestan por España. Entre otras cosas porque los activos tienen unos precios más atractivos que los europeos.

Ganar la confianza

La mejor prueba está en que, según los datos de Bolsas y Mercado Españoles (BME), los inversores extranjeros eran propietarios a cierre del primer semestre del 44,1% de las acciones que se negocian en la bolsa. En diciembre de 2014, este porcentaje estaba situado en el 43%. De acuerdo con los últimos datos mensuales correspondientes a noviembre, el valor de mercado de la bolsa española ascendía a 1,071 billones de euros, por lo que el 44,1% en manos de inversores extranjeros superaba en esa fecha los 472.000 millones de euros. A cierre de 2014, el porcentaje se situaba en el 43% y la capitalización de la bolsa española (mercado continuo, corros de las cuatro bolsas, Mercado Alternativo Bursátil –MAB– y Latibex) alcanzaba los 1,059 billones de euros. Por tanto, en los últimos seis meses, los inversores extranjeros han incrementado el valor de sus acciones en valores cotizados en la bolsa española en 16.858 millones.

La diferencia no está justificada por la evolución de los índices bursátiles en los últimos meses. El Ibex, la referencia fundamental del mercado español, cerró el pasado año en los 10.279,5 puntos. Hasta el pasado viernes, había acumulado una pérdida del 5,47%. Sin embargo, desde que tocara mínimos en 2012, en plena crisis de la deuda soberana en el continente europeo, acumula una revalorización del 70%.

El Ibex arrancará la jornada de mañana desde los 9.717,1 puntos, en una sesión sobre la que estarán puestos todos los ojos. El índice «votará» un día después sobre el resultado de las elecciones generales y las posibilidades de gobierno que se presentan.

Para Antonio Zoido, presidente de Bolsas y Mercados Españoles (BME), «holding» que integra las diferentes empresas que gestionan los mercados de valores y sistemas financieros de España, el mayor nivel de participación de los inversores extranjeros «proporciona estabilidad al sistema». De hecho, el 44,1% supone un nuevo máximo histórico.

Además de la confianza del capital extranjero, el mercado ha recuperado también a las familias, que en la actualidad son propietarias del 26% de las acciones de las cotizadas, el porcentaje más elevado de los últimos doce años.

Un mercado atractivo

Para Zoido, una de las razones que ha colocado a la bolsa española en el centro de las inversiones es el dividendo. Varias de las más importantes empresas han retomado en el presente ejercicio la política de retribución al accionista. En los once primeros meses del año, la retribución a los accionistas a través del dividendo alcanzó los 24.500 millones de euros. Si se descuenta que en 2014 Endesa realizó un pago extraordinario de 15.000 millones, la cifra de 2015 se sitúa en línea con la de los ejercicio precedentes. En opinión de Zoido, la rentabilidad de la Bolsa española se confirma como la más atractiva de los principales mercados, al situarse por encima del 4,7%.

La capitalización de la bolsa se ha mantenido por encima del billón de euros por tercer año consecutivo, a pesar de que 2015 se ha caracterizado por su elevada volatilidad. Entre el máximo del Ibex, registrado en abril (11.866,4 puntos) y el mínimo (9.291,4, en septiembre) hay nada menos que una diferencia de 2.575 puntos, equivalente a una 21,7% de caída. Las empresas cotizadas han aumentado su valor en 375.000 millones de euros desde los mínimos de 2012.

Por lo que se refiere a los niveles de contratación, hasta el 30 de noviembre se habían canalizado 894.504 millones de euros, un 11,4% más que en el mismo periodo del año anterior, lo que asegura que a cierre de ejercicio la cifra final estará alrededor del billón de euros, lo que supondría volver a unos niveles que no se alcanzaban desde el año 2010, según las previsiones de BME.

Source: The PPP Economy

About admin