Ir a…

The PPP Economy

People Planet Profit Economy - Spanish Ed

RSS Feed
Cotizaciůn Ibex 35

Tuesday, April 13, 2021

Las reformas que necesita la Alemania de Merkel


Inmune ante las incertidumbres que acechan a buena parte de sus vecinos, la locomotora alemana sigue imbatible impulsada por un vigoroso crecimiento, una recaudaci√≥n fiscal sin precedentes o el nivel m√°s bajo de desempleo desde la reunificaci√≥n. El √ļltimo informe de la Oficina Federal de Estad√≠stica sobre la expansi√≥n del Producto Interno Bruto (PIB), arroja que la econom√≠a alemana creci√≥ un 2,2% en 2017 con respecto al a√Īo anterior o que el pa√≠s cerr√≥ el conjunto de sus cuentas p√ļblicas con un super√°vit de 38.400 millones de euros. Ocho a√Īos de crecimiento consecutivo que dejan insulso el ya manido dicho que se refiere a Alemania como ¬ęla primera potencia europea¬Ľ. En el pa√≠s, muchos ya no ocultan un cierto y descarado sentimiento de euforia ante un auge econ√≥mico que no s√≥lo ha servido de reconocimiento internacional, sino que ha desbordado de optimismo los augurios de muchos analistas alentados asimismo por los titulares de prensa que, desde hace meses, gritan a todas luces la buena marcha de la econom√≠a germana. Aseguran que el apogeo va para largo; aunque eso mismo dijeron hace una d√©cada y, poco despu√©s, estall√≥ la crisis financiera.

Detrás de las previsiones, que estiman que el crecimiento en 2018 será igual de exitoso, se esconden ciertas sombras que reclaman un cambio de dirección que no trunque con lo estimado por los analistas. De hecho, y, aunque por el momento son una minoría, también algunos economistas advierten que el próximo ejecutivo que tome las riendas del país debería ignorar a los eufóricos y centrarse en resolver la cantidad de problemas que, detrás del éxito económico, no fueron resueltos en las dos pasadas legislaturas. Alemania se enfrenta a una serie de desafíos que, de no llevarse a cabo, podrían averiar el pantógrafo de su locomotora.

Retos pendientes

El primero y el m√°s importante se refiere a la escasez de mano de obra cualificada. La Federaci√≥n Alemana de C√°maras de Comercio e Industria (DIHK) fue la √ļltima en dar la voz de alarma, al asegurar que el 56% de las empresas germanas acusan una falta de profesionales. Un valor que se ha triplicado desde 2011 y que limita las posibilidades de producci√≥n. A nivel nacional, hay m√°s de un mill√≥n de empleos vacantes, especialmente en el √°rea de la log√≠stica, lo que est√° desacelerando la actividad de las empresas o, incluso, llevando a muchas al l√≠mite de su rendimiento. Como trasfondo, el sistema educativo alem√°n que, a pesar de contar con bazas como la Formaci√≥n Profesional Dual, acusa una falta de inversi√≥n en los centros educativos o la desgana de un alumnado que, ante la falta de una informaci√≥n o alternativa, termina abandonado sus estudios. Una circunstancia que para algunos economistas hunde sus ra√≠ces en los famosos ¬ęn√ļmeros negros¬Ľ del antiguo ministro de Finanzas, Wolfgang Sch√§uble, que condujeron a un gigantesco atasco de las inversiones y que a la larga se pag√≥ con una infraestructura lastimosa o en escuelas y universidades ruinosas o mal equipadas. Incluso, hoy en d√≠a, Alemania tiene una de las peores infraestructuras de fibra √≥ptica digital entre los pa√≠ses desarrollados, lo que podr√≠a restar competitividad en muchas √°reas cada vez m√°s importantes, como las tecnolog√≠as de la informaci√≥n. Todav√≠a hoy, muchos sectores de la econom√≠a germana se apegan a los √©xitos del pasado con el riesgo de perder importantes inversiones en el futuro. El consejo, desde algunas esferas econ√≥micas, es que Alemania podr√≠a asegurar su prosperidad a largo plazo con una inversi√≥n cada vez mayor en educaci√≥n, innovaci√≥n, infraestructuras y pol√≠tica familiar que, en su conjunto, pueda fomentar la fuerza de trabajo. El camino es largo. Hasta entonces, la DIHK propone una ley que promueva la integraci√≥n de inmigrantes para intentar paliar la escasez de mano de obra.

Pero no es el √ļnico escollo: la desigualdad salarial en Alemania ha aumentado en los √ļltimos 20 a√Īos. Hay menos personas con un mejor nivel de vida lo que pone en peligro la fortaleza econ√≥mica alemana, no s√≥lo porque exacerba la distribuci√≥n social, sino porque acarrea un impacto duradero en el crecimiento econ√≥mico, la inversi√≥n y el mercado laboral. Unos factores que repercuten con fuerza en otro de los desaf√≠os que es la falta de oportunidades o el aumento de las divergencias sociales. El 70% de los alemanes considera que la desigualdad es demasiado alta, pero la respuesta del Ejecutivo fue establecer unas prioridades que no prev√©n zanjar este problema. As√≠ y, aunque el nivel de desempleo est√© a unos niveles hist√≥ricamente bajos, muchos ciudadanos tienen trabajos de mala calidad, cobran poco o se ven obligados a subsistir con los subsidios estatales.

Otro de los desaf√≠os es la reforma fundamental del modelo econ√≥mico alem√°n. En la actualidad, la pol√≠tica, los negocios, los sindicatos y la sociedad civil son demasiado cercanos e interdependientes. Como ejemplo, la industria automotriz cuyas pol√≠ticas no son s√≥lo lo suficientemente aut√≥nomas como para evitar da√Īos a toda la econom√≠a estatal. Adem√°s, muchos √°mbitos del sector de servicios est√°n sobreregulados, lo que protege los intereses de unos pocos y sacrifica inversi√≥n, productividad y trabajadores. Pero con todo, otro de los grandes retos es la reforma de Europa y el euro. Sin una Europa unida y fuerte, Alemania nunca podr√° defender sus intereses econ√≥micos a nivel mundial. De ah√≠ que sea tan importante que el pr√≥ximo Ejecutivo y Francia inicien las reformas necesarias para fortalecer el continente. En los pr√≥ximos cuatro a√Īos, Alemania se enfrenta a su mayor desaf√≠o econ√≥mico desde las reformas emprendidas en 2003 y, como advierten algunos analistas, la inversi√≥n p√ļblica en materias de educaci√≥n, innovaci√≥n e infraestructura debe tener la m√°s alta prioridad.

Sólo entonces, Alemania podrá afianzar su liderazgo económico y garantizar la prosperidad y los buenos empleos. Rara vez un gobierno federal tuvo tanto margen de maniobra y, al mismo tiempo, tanta presión para actuar.

Lo que prometen

El documento del preacuerdo alcanzado entre conservadores y socialdem√≥cratas incluye, entre otros puntos, la promesa de no aumentar impuestos, cierta flexibilidad en un compromiso para reducir las emisiones de gases de invernadero y la voluntad de trabajar con Francia para crear pasos que corrijan problemas cr√≥nicos en la moneda com√ļn. Adem√°s, tal y como reclaman los analistas germanos, las √°reas prioritarias de inversi√≥n ser√°n la educaci√≥n, la familia e infraestructuras. El impuesto solidario establecido para financiar la reunificaci√≥n de Alemania se reducir√° a 10.000 millones de euros hasta el 2012.

Source: The PPP Economy

About admin