Ir a…

The PPP Economy

People Planet Profit Economy - Spanish Ed

RSS Feed
Cotización Ibex 35

Thursday, July 29, 2021

La inestabilidad frena posibles concentraciones


Si bien el diagnóstico de las entidades españolas ha mejorado sustancialmente, el entorno de bajos tipos de interés condiciona la rentabilidad de los bancos. Y Mario Draghi ha reiterado su intención de aplicar nuevos estímulos monetarios en marzo, por lo que se prevé que las tasas seguirán en niveles cercanos a cero durante bastante tiempo. Así, los márgenes se estrechan y la intermediación únicamente puede resultar rentable con grandes volúmenes.

Pese a que el cumplimiento normativo sea crucial, una excesiva presión regulatoria puede asfixiar. Y las exigencias cada vez son mayores. Por ello, en cuanto se empiecen a desbloquear las negociaciones políticas y se aclare la gobernabilidad de España, los expertos prevén una nueva oleada de operaciones corporativas. Enrique Pérez-Hernández, profesor del IEB, no lo ve tan claro, aunque resalta que lo que sí debería producirse es una mayor concentración para mejorar la rentabilidad de los bancos pequeños, cuyo modelo de negocio está muy orientado a la cartera hipotecaria. Fitch también espera este año fusiones de bancos medianos en nuestro país.

El mapa de los principales grupos bancarios en España ha pasado desde los 55 integrantes hasta los 14 en apenas cinco años. Sin embargo, los recortes orgánicos no serán suficientes para reducir el exceso de capacidad, y las fusiones y adquisiciones no se podrán evitar. No es que el pez grande se comerá al chico, sino que las entidades más rentables sobrevivirán y absorberán al resto. El número de empleados se ha reducido desde los 231.389 en 2012 hasta los 194.688, estimados a cierre de 2015. Y las 37.903 sucursales de hace cuatro años se han quedado en 31.021. No obstante, desde Funcas prevén que el ajuste continuará durante los próximos años y que en 2019 habrá, aproximadamente, 180.000 trabajadores y 28.000 oficinas bancarias.

Aunque las estrategias estaban bastante claras antes de las elecciones generales, cuando incluso alguna fuente del sector llegó a afirmar que en poco tiempo habría menos de 10 entidades, un proceso de concentración bancaria requiere la máxima estabilidad política. Y es que más allá de que actualmente los bancos muestren un mayor interés por ampliar su negocio en otros países, las incertidumbres podrían retrasar algunas decisiones corporativas. Máxime, en sectores tan regulados como el bancario, donde se espera con intriga la conformación del Gobierno.

Además de que el BCE no se muestre partidario de fusiones entre bancos pequeños, porque la unión de dos o más entidades puede no dar como resultado un banco saneado sino una entidad mayor con problemas más grandes, la actual volatilidad del mercado bursátil frena sobremanera las salidas a bolsa. La banca española lleva tiempo preparándose para una nueva oleada de fusiones, pero Draghi pretende promover las integraciones europeas y defiende las fusiones globales –en Fráncfort piensan que la unión bancaria no se completará hasta que haya bancos realmente europeos–. El pistoletazo de salida se ha dado en Portugal, y el abaratamiento del sector en España podría constituir la puerta de entrada a bancos extranjeros. Pérez-Hernández considera que las grandes entidades sólo moverían ficha como reacción frente a un movimiento de sus competidores. Y en cualquier caso, habría que comprobar si existe complementariedad geográfica, de clientes o productos, y si es posible obtener sinergias y economías de escala.

El profesor del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB) recuerda que, desde el estallido de la crisis, se ha producido un recorte superior al 25% tanto en las plantillas de las entidades como en las redes de sucursales tradicionales. Pérez-Hernández augura que, en tres o cuatro años, podríamos tener 10 bancos y que en 2016 se pueden reducir una o dos entidades. Bajo un escenario de fusiones, la disminución de la plantilla oscilaría entre un 5% y un 10%. Al margen de eliminar la cartera improductiva, que es lo que más daño hace, la tendencia para aumentar la rentabilidad se encamina hacia la supresión de sucursales y de empleados en el sector.

Source: The PPP Economy

About admin

GrupoUnetcom