Ir a…

The PPP Economy

People Planet Profit Economy - Spanish Ed

RSS Feed
Cotizacin Ibex 35

Saturday, November 18, 2017

Blesa: "Ni Hacienda ni el Banco de España pusieron tachas a las black"


«Tengo la plena convicción de haber actuado legítimamente». Ésta fue la última frase que pronunció el ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa ante el tribunal de la Audiencia Nacional que juzga lo relacionado con el gasto con tarjetas «black» por los 65 acusados –y otros cuatro que han fallecido– de unos 12 millones de euros a lo largo de nueve años. Su declaración tuvo dos ejes principales. En primer lugar, que la entrega de esos plásticos a directivos y consejeros se trataba de una práctica «ejercitada por el anterior presidente» de la entidad, es decir, Jaime Terceiro, desde 1988, por lo que cuando accede a ese cargo, en 1996, lo mantuvo «bajo el principio de confianza», es decir, que no existía ninguna duda sobre su legalidad y que las cantidades asignadas a cada tarjeta era un complemento retributivo de libre disposición. En concreto, aseguró que cuando se la entregó el entonces secretario general, Sánchez Barcoj, le comunicó que eran gastos «de libre disposición» que no precisaban de «justificación. Y, en segundo lugar, pero relacionado con el anterior, destacó que mantuvo ese mismo sistema porque era una forma de retribuir el trabajo y la dedicación de los directivos y consejeros, y que nadie le advirtió de que ello suponía incurrir en ningún tipo de ilegalidad, ni los órganos internos de la caja ni los externos, como los auditores externos, el Banco de España.

En definitiva, todas esas tarjetas, tanto las existentes durante la presidencia de Terceiro como cuando él accedió al cargo, «tenían la bendición presidencial», desde que así se acordara por acuerdo del órgano de gobierno de la entidad el 24 de mayo de 1988, que fue consecuencia de la decisión adoptada por la Comisión Ejecutiva un día antes, donde se aprobó crear una «nueva retribución» para «dignificar» el cargo, es decir la concesión de las tarjetas con un límite fijado de disposición anual dividido en doce mensualidades. A preguntas de su abogado, Carlos Aguilar, fue explícito al respecto. «¿Existían esas tarjetas –en la época de Terceiro como presidente–con carácter retributivo?», le interpeló su defensor, a lo que Blesa fue tajante. «Eso es seguro».

Blesa, para quien el fiscal solicita seis años de prisión, y que admitió que ha sabido «de las tarjetas más ahora que en aquél tiempo», aseguró, en respuesta al fiscal anticorrupción Alejandro Luzón, que todos estaban plenamente convencidos de que los gastos con esos plásticos se declaraban a Hacienda, y que, de hecho, se incluían en el certificado de ingresos que se facilitaba a cada uno: «Todo el mundo estaba en la creencia de que eso estaba incluido y no había por qué dudarlo.

Nadie sabe qué tratamiento fiscal se estaba dando a ninguna de las retribuciones que percibían», afirmó al respecto y que la primera vez que supo que no estaban incluidos fue en el informe que Bankia entregó al FROB.

Source: The PPP Economy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

About admin