Ir a…

The PPP Economy

People Planet Profit Economy - Spanish Ed

RSS Feed
Cotizacin Ibex 35

Monday, June 24, 2019

Aprender a ser eficientes con la energía


Cambiar la potencia eléctrica contratada. Conocer qué tarifa se adecúa mejor a tu consumo. No dejar los aparatos electrónicos en modo «stand by». Mejorar el aislamiento de puertas y ventanas con burletes. Son medidas que permiten ahorrar a cualquier familia, pero para las más vulnerables, reducir significativamente la factura energética, se convierte en un verdadero alivio. Sin embargo, el desconocimiento de este tipo de actuaciones es muy generalizado, especialmente entre las personas con menos recursos. Según un estudio de la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA), en España hay 4,6 millones de personas, el 10% de los hogares, que no pueden mantener su vivienda a una temperatura adecuada en invierno.

A la falta de recursos y el desconocimiento de cómo ahorrar energía, se une también el hecho de que las viviendas de las familias más vulnerables no cuentan con los requisitos de aislamiento exigidos actualmente. «Para paliar la situación de pobreza energética en la que viven muchas familias, se requiere un esfuerzo conjunto de administraciones, entidades sociales y empresas, y por ello la Fundación Naturgy ha hecho una apuesta muy importante para contribuir a esta necesaria lucha contra la pobreza energética», afirma María Eugenia Coronado, directora general de esta entidad.

La Fundación Naturgy cuenta con una Escuela de Energía y un programa de Voluntariado Energético, que ofrece formación y asesoramiento a familias vulnerables para ayudarles a hacer un uso más eficiente de la energía. Y también está liderando proyectos de rehabilitación de viviendas, en línea con una de las acciones que recoge la Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética 2019-2024, aprobada por el Gobierno.

«Empezamos hace menos de dos años haciendo formación a profesionales de los Servicios Sociales de los ayuntamientos y a técnicos de organizaciones del Tercer Sector; pero fueron ellos mismos los que nos pidieron que abriéramos las sesiones de la Escuela de Energía a las familias, y ya llevamos más de 1.300 sesiones y cerca de 14.500 personas formadas», explica Ester Sevilla, directora del área Social e Internacional de la Fundación Naturgy. «Estas cifras muestran que hemos cubierto una necesidad que había en el entorno de las familias vulnerables», según Sevilla.

Los formadores de la Escuela de Energía se han trasladado a los municipios –más de 325 hasta ahora–, donde explican a los usuarios todos los detalles de sus facturas y cómo pueden reducirlas. El objetivo principal es empoderar a las personas para que sean capaces de optimizar su factura energética aplicando todo lo aprendido en la sesiones. Loinaz Cruz, formadora del área de Madrid explica que «se revisa caso por caso, con sus propias facturas, para que puedan hacer los cambios necesarios en su contratación energética y en sus hábitos de consumo, en función del uso que hacen de la energía». Los formadores también analizan con las familias si pueden acogerse al bono social, les explican los requisitos para solicitarlo, y cómo realizar los trámites con la compañía con la que tienen contratado el servicio.

Voluntarios energéticos

La colaboración con entidades como Cruz Roja y Cáritas es también muy relevante para el trabajo de los voluntarios de Naturgy, que conjuntamente con voluntarios de las entidades sociales, asesoran a familias y les entregan «kits» de eficiencia para sus hogares. «Tenemos cerca de 500 voluntarios de la compañía que han atendido a más de 1.200 familias en talleres y con visitas a sus hogares, donde realizan auditorías energéticas para implementar medidas de eficiencia y ahorro energético», según señala Ester Sevilla.

Jose Manuel Toral Dominguez, voluntario de Naturgy en León, explica que «revisamos el estado de los aparatos que consumen energía, su correcta utilización, el estado de puertas y ventanas, la colocación de elementos de aislamiento y el uso de los equipos más apropiados para iluminar las estancias».

A A.G., de Tres Cantos, le atendieron dos voluntarios de Naturgy y Cruz Roja. Afirma que «la vida de nuestra familia ha cambiado notablemente desde que recibimos esta ayuda». La Fundación Naturgy le cambió la caldera estropeada: «No teníamos ningún sistema de calefacción, tampoco agua caliente. Además, nos pusieron burletes en todas las ventanas que cerraban mal y nos cambiaron las bombillas en toda la casa por otras de led», prosigue.

M.P., de Barcelona, también recibió la ayuda de los voluntarios. «Nos sustituyeron la ventana del dormitorio de los niños, que era de madera y estaba muy agrietada y con cristales rotos. No sabía que mis hijos pasaban frío porque se escapaba el calor por las ventanas; poníamos un radiador durante gran parte del día, y esto aumentaba más la factura eléctrica. Mi ahorro se fundamentaba simplemente en no usar la luz». Los voluntarios también se llevan su recompensa: «La satisfacción con la que nos despiden después de cada jornada, las muestras de cariño y agradecimiento, lo compensa todo».

Más de 600 viviendas rehabilitadas

La Fundación Naturgy, a través de su Fondo Solidario de Rehabilitación Energética, ha rehabilitado ya más de 600 viviendas de familias vulnerables en España, con medidas de bajo coste que permiten reducir la factura energética y mejorar el confort y la calidad de vida en su hogar. Esta iniciativa le ha valido ser citada como un ejemplo de buenas prácticas en la recientemente aprobada Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética 2019-2024, que establece la rehabilitación energética de viviendas como una de las líneas de actuación a corto, medio y largo plazo, para abordar esta problemática de forma estructural.

Las rehabilitaciones se realizan principalmente a través de empresas de trabajo social, que favorecen al mismo tiempo la integración de personas de bajos recursos en el mercado laboral. En este proyecto, la Fundación Naturgy colabora con una decena de entidades sociales. Además, el Fondo Solidario de Rehabilitación Energética está abierto a la colaboración de cualquier ciudadano. Por cada aportación recibida, la fundación pone la misma cantidad, con el objetivo de llegar cada vez a más viviendas.

Source: The PPP Economy

About admin